Contrato laboral vs contrato de prestación de servicios

contrato laboral
Designed by Freepik

Contrato laboral vs contrato de prestación de servicios

¿Cuál elegir para tu startup?

Tu startup está creciendo y quieres contratar colaboradores que te ayuden a cumplir tu meta, necesitas un contrato, pero no sabes si utilizar un contrato laboral o uno de prestación de servicios. 

 

Muchas dudas surgen al momento de vincular personal para una empresa, ya que es necesario establecer qué tipo de contrato será el más conveniente para tu organización. Para llevar este proceso a cabo es clave identificar las diferencias y analizarlas, antes de firmar cualquiera de los contratos mencionados. Así pues, establecer las ventajas del uno respecto del otro dependerá de cada caso concreto y la finalidad individual. 

 

Sin embargo, aquí te explicamos las diferencias para que puedas tomar la mejor decisión para tu emprendimiento.

¿Qué es un contrato laboral?

Primero, definiremos el contrato laboral según el artículo 22 del Código Sustantivo del Trabajo. Allí es estipulado que una persona natural se obliga a prestar un servicio personal a otra persona (sea natural o jurídica) bajo subordinación y mediante una remuneración.

¿Qué es un contrato de prestación de servicios?

Por otra parte, el contrato de prestación de servicios es un acuerdo verbal o escrito de naturaleza tanto civil como comercial, mediante el cual, un contratista se obliga a prestar un servicio a favor del contratante, en el que recibe a cambio unos honorarios por su actividad. Lo anterior, sin que el contratista esté bajo una continua y completa subordinación por parte del contratante.

 

La ley laboral colombiana es clara al señalar que para que exista contrato de trabajo entre el empleador y el empleado se deben cumplir tres requisitos:

  1. La prestación personal del servicio.
  2. La subordinación.
  3. El salario como retribución del servicio.

Esto quiere decir que en el contrato laboral existen dos partes:

El empleado y empleador, quienes a través de un contrato, o un acuerdo verbal o escrito, pactan que el trabajador prestará un servicio de manera personal, es decir, asistiendo a las instalaciones del empleador por sí mismo, o donde el empleador le indique. Además, el empleado deberá aceptar órdenes o directrices del empleador, con el fin de recibir a cambio de sus servicios una remuneración o salario.

“El elemento diferenciador y determinante entre las relaciones laborales y los contratos de prestación de servicios es el nivel de dependencia o subordinación que se manejará durante el desarrollo de las actividades requeridas”

Nicolas Pira - Lawyer Phylo Legal Tweet

Es muy frecuente que algunos empleadores cometan equivocaciones, incluyendo cláusulas ineficaces, o que transformen un contrato de prestación de servicios en un contrato laboral, esto casi siempre concluye en demandas y altos sobrecostos.

En la escuela legal te enseñamos a armar el “Dream team”, te explicamos estos y  otros tipos de contratos para aplicar en tu startup. Regístrate aquí.

Diferencias entre el contrato laboral y el contrato de prestación de servicios

  • Su naturaleza
    El contrato de trabajo es de naturaleza laboral, mientras que el contrato de prestación de servicios es de naturaleza civil o comercial. 
  • Prestación del servicio
    En el contrato laboral se requiere que el trabajador preste su servicio de manera personal, en cambio, en el contrato de prestación de servicios la presencia del contratista de manera continua, ciñéndose a un horario, no es necesaria, ni debe exigirse. El contratista es responsable de completar el servicio encomendado, en las condiciones estipuladas, pero a su discreción en su forma de trabajo.  

 

  • Contraprestación
    En los contratos laborales se reconoce al trabajador por su labor mediante un salario, mientras que en el contrato de prestación de servicios se paga a favor del contratista por concepto de honorarios.

 

  • Subordinación
    Dentro del contrato de trabajo, el empleado está bajo la continua subordinación del empleador, es decir, que recibe órdenes y directrices del mismo para desarrollar su labor. Por su parte, en un contrato de prestación de servicios, el contratista realiza su actividad recibiendo algunas pautas por parte del contratante, sin perder su libertad para ejecutar la actividad. 

  • Horario
    En los contratos laborales, el empleado cumple regularmente un horario de ingreso y de salida que no puede sobrepasar las 8 horas diarias. Mientras que en el contrato de prestación de servicios, el contratista no está normalmente sujeto a un horario. Sin embargo, sí se puede pactar entre contratante y contratista un rango horario para desarrollar las actividades. 

  • Roles
    Normalmente, un contrato de prestación de servicios es utilizado para contratar personas que ejercen una profesión liberal. Como por ejemplo los abogados y contadores. El contrato laboral puede ser usado para vincular a cualquier empleado en los roles de la empresa.

     

  • Seguridad Social
    Respecto a los aportes de Seguridad Social, los cuales son la cotización a EPS, fondo de pensiones y ARL, el contrato de trabajo, la cotización se comparte entre trabajador y empleador, donde a este último se le asigna siempre un porcentaje mayor de cotización. Mientras que en el contrato de prestación de servicios los aportes los realiza en su totalidad el contratista.

     

  • Prestaciones sociales
    Vacaciones, cesantías, intereses a las cesantías, primas de servicios, auxilios y dotaciones son únicos del contrato de trabajo y no deben ser prestados en el contrato de prestación de servicios.

  • Normativa:
    El contrato laboral debe tener en cuenta las disposiciones presentes en el Código Sustantivo del trabajo, mientras que el contrato de prestación de servicios está regulado por el Código Civil y el Código de Comercio. No tener clara esta distinción puede llevar a que creas estar firmando un tipo de contrato para que después tengas que convertirlo en el otro

¿Quieres saber como Rappi usa el vesting para retener a sus colaboradores?.
Visita nuestro blog

La distinción entre un contrato de trabajo y uno de prestación de servicios radica en su naturaleza y en los efectos prácticos que derivan de su ejecución.

Establece las ventajas del uno respecto del otro, depende necesariamente de cada caso concreto y la finalidad que busques en tu empresa.


Es necesario que reflexiones sobre el tipo de relación que quieres mantener con tus colaboradores, pero también tus disponibilidades y responsabilidades económicas.

Nuestra recomendación es que no tomes esto a la ligera, esta es la base de una buena colaboración y la clave del éxito para que siga creciendo tu startup.

Comparte con otros emprendedores

¡Espera!

No te vayas

¿Ya conoces la escuela legal de Phylo?