Términos y Condiciones (T&C): Qué son y aspectos clave a tener en cuenta

terminos y condiciones colombia

Los términos y condiciones son los detalles vitales que las empresas implementan para asegurarse de protegerse y regular la relación con sus usuarios. Sin embargo, también debes asegurarte de que sean legales, ejecutables y sirvan para el propósito previsto.

Teniendo claro lo anterior, por favor no copies los T&C de la competencia… Si no copias a los de la competencia, tu siguiente pregunta será: ¿Debería utilizar una plantilla en internet de T&C?

A pesar de lo simple que parece, los términos y condiciones están pensados ​​para cumplir con escenarios altamente complejos y muy específicos. Debido a que cada documento de términos y condiciones es un contrato legalmente vinculante que está destinado a regular la relación entre el cliente y la empresa, es importante que el documento coincida con tus procesos comerciales específicos, modelo de negocio y se mantenga actualizado con las diversas leyes que tienen que ver con tu negocio. Las plantillas (templates) simplemente no pueden hacer esto, por lo tanto, te recomendamos que evites el uso de plantillas o copiar los de la competencia, mejor asesórate de un experto que los haga “a tu medida”.

Ahora sí, manos a la obra...

T&C

¿Qué son los Términos y Condiciones?

Los Términos y Condiciones son lo que nosotros llamamos el “contrato de internet” si… Es un contrato en el que el propietario del activo digital aclara las condiciones de uso de su servicio. Algunos ejemplos rápidos son el uso del contenido (derechos de autor), las reglas que los usuarios deben seguir mientras interactúan entre sí en el sitio web / aplicación, las reglas relacionadas con la cancelación o suspensión de la cuenta de un usuario, etc.

Por lo general son utilizados en plataformas digitales, sitios web, aplicaciones, market places, plataformas de e-commerce, entre otros, donde se expresan las reglas de juego que regulan la relación con el usuario y se busca detallar las políticas, procedimientos, condiciones de uso y la prestación del servicio del activo digital. Es importante tener en cuenta que deben diseñarse con base en las necesidades específicas y según la naturaleza de cada negocio, no es lo mismo los T&C de una página web que no tiene función transaccional, simplemente informativa, a una plataforma de ecommerce que es capaz de generar transacciones y ordenar pedidos. 

Los Términos y Condiciones son redactados unilateralmente por el propietario del activo digital, sin posibilidad de que los usuarios tengan capacidad de negociación dado que se trata de contrato de adhesión, lo que a mediano y largo plazo te permitirá escalar tu negocio y dejar de suscribir contratos con cada usuario con el que tienes alguna relación comercial, pero también te impone algunas limitaciones en materia del derecho del consumo si tu negocio es b2c.

Política de privacidad vs. Términos y condiciones: ¿cuál es la diferencia entre estos dos documentos legales?

La política de privacidad y los T&C son acuerdos legalmente vinculantes, pero:

– Las políticas de privacidad son un requisito legal en la mayoría de los países. Protegen e informan a los usuarios sobre el manejo de sus datos personales y declaran el cumplimiento con las leyes de privacidad del país donde se opera. Si bien dan cierto margen de maniobra, generalmente tienen como objetivo proteger al usuario y darle claridad sobre el alcance en el manejo de sus datos.

Los términos y condiciones están destinados a proteger la empresa. Brindan a los propietarios de negocios la oportunidad de establecer sus reglas (dentro de la ley aplicable) sobre cómo se puede usar su servicio o producto.

Si bien los términos y condiciones generalmente no son un requisito legal (mientras que la política de privacidad si lo es), son esenciales para proteger los intereses como propietario de una empresa ante cualquier conflicto con el usuario.

¿Qué debería incluir en los Términos y Condiciones? Te damos algunos lineamientos generales:

1. Identificación de la empresa:

Los datos de identificación de la empresa titular del activo digital, para que los usuarios tengan conocimiento de la persona con la que contratan y el responsable del activo.

2. Requisitos para contratar:

La descripción de las condiciones mínimas con las que debe contar el usuario para suscribir el contrato, ejemplo, vivir en un país donde las soluciones o servicios estén disponibles.

3. Descripción del servicio:

Se debe expresar con claridad y detalle cuál es el producto o servicio que puede a contratar y es recomendable incluir una descripción detallada. En este punto es súper importante entender cuál es la relación jurídica que se forma (compraventa, arriendo, leasing, corretaje, etc), para que las reglas queden claras.

4. Tarifas:

Importante informar sobre los precios para acceder a la prestación del servicio o producto, indicar si son valores con o sin impuestos, si existen cargos adicionales, el momento en el que se indican las tarifas al usuario, en caso de que sea un servicio con recurrencia es importante expresar el tiempo de duración, así como el método de pago y las consecuencias de la mora o no pagar.

5. Propiedad intelectual:

Se debe incluir una redacción que conserve en cabeza del empresario todos los derechos de propiedad intelectual (Derechos de Autor, Marcas, Diseños industriales). Recomendamos enfatizar en que los usuarios no tienen derechos de explotación sobre la marca, el contenido o cualquier material protegido por las Leyes de propiedad intelectual.

6. Limitación del servicio:

Explicar cuales pueden llegar a ser los escenarios en los cuales la plataforma deje de funcionar, información sobre asignación de riesgos, responsabilidad y exenciones de responsabilidad.

7. Legislación:

Cuéntale al usuario cuáles son las normas que van a aplicar a la relación contractual que tienes con él.

Estás son otras características que pueden ayudar a robustecer los T&C, pero como ya te explicamos, todo depende de las necesidades específicas y la naturaleza del negocio.

Uso de cookies dentro del activo digital, cláusulas de indemnidad, separabilidad, datos de contacto para atención al usuario y establecer el marco en el cuál se resolverán los conflictos en caso de que surjan.

Nuestra recomendación:

Este es el contrato de internet que regulará la relación con todos los actores que tienen relación con tu activo digital, no lo tomes a la ligera, crea unos Términos y Condiciones que te protejan legalmente, hechos a tu medida y que contemplen todos los escenarios posibles por los que pueda pasar tu relación contractual.

Déjanos ayudarte, ¡Asesórate con expertos en T&C!

Open chat