Habi: Las 4 claves detrás de la ronda de inversión Serie B más grande de Colombia

habi ronda inversion serie b

Esta startup Colombiana, del sector proptech, teniendo como founders a una crack (Brynne McNaulty) y a un emprendedor serial (Sebastián Noguera), acaba de levantar una ronda de inversión Serie B tan grande (US$100M[1]) que incluso supera aquella de US$52.8[2] levantada por Rappi en Diciembre de 2016, según Crunchbase.

Vamos a analizar las 4 claves que permitieron a Habi levantar la ronda de inversión Serie B más grande en la historia del emprendimiento colombiano y también la más grande de LATAM liderada por una emprendedora. 

Clave 1: El problema.

El mercado inmobiliario es uno de los más interesantes en Colombia y el mundo, pues supone la compra o la venta de activos que siempre se valorizan a lo largo de los años, tiene muchas oportunidades de mejora, y además, está valorado a nivel global en US$1.6 trillones. Es por esto que el micronicho del proptech es el cuarto que más atrae inversión en LATAM[3] (después del fintech, ecommerce y super apps) ya que permite abordar con tecnología las necesidades de la industria inmobiliaria, es decir, toma lo que actualmente es un buen negocio, que no es objeto de disrupción hace décadas y con tecnología lo hace más escalable. 

En el caso de Habi se encontró 1 problema: la gente se demoraba 10 meses en promedio en vender su casa. Ello, en gran medida porque la desconfianza rodea a estos negocios, pues son básicamente la compra más importante que hace una persona en toda su vida, pero que al hacerla se encuentra con problemas para saber si le están cobrando un precio justo, no entiende de escrituras o estudios de títulos, los trámites en entidades son lentos, entre muchos otros (que viví personalmente recientemente).

Clave 2: La solución que los acercó a levantar una ronda de inversión.

Habi compra el apartamento o la casa al vendedor en menos de 10 días, lo ponen bien bonito y luego, lo venden a un precio competitivo. Usan tecnología para cotizar un precio justo de compra, con base en un algoritmo que se nutre de información del inmueble como ubicación, piso, habitaciones, entre otros, proveniente en parte de los mismos usuarios de primera mano (yo mismo lo use y fue bastante preciso), así como de bases de datos del gobierno, inmobiliarias o de actores del sistema financiero. 

Luego a la hora de vender, taclean el problema de la confianza, pues el mismo algoritmo les da legitimidad en el precio que ofertan y le dan al comprador un valor agregado que es difícil conseguir en el mercado: la tranquilidad de estarle comprando a una empresa seria, que tiene todos los papeles en regla, que está vendiendo un inmueble sin cosas raras como hipotecas, afectación a vivienda familiar o linderos que no coinciden.

¡Y lo mejor!

No son un iBuyer cualquiera, pues controlan la experiencia de compra, de venta, pero también son dueños de los datos en países como Colombia donde no hay bases de datos de información inmobiliaria pagadas por los jugadores del sector inmobiliario, cuando si las hay en países como USA (Multiple Listings Services – MLSs), lo que les da una ventaja competitiva en el mercado.

Clave 3: El equipo.

Para nadie es un secreto que los emprendedores formados en Harvard, o que vienen de grandes consultoras como McKinsey o de bancas de inversión como Goldman Sachs, tienen la capacidad de escalar emprendimientos rápidamente y ser protagonistas en rondas de inversión, inclusive desde la búsqueda de capital semilla. Este es el caso de Brynne McNulty Rojas, la emprendedora que se precia de haber logrado la ronda Serie B más grande de LATAM, en un ecosistema en el que desafortunadamente aún no vemos muchas mujeres emprendiendo. ¡Una dura!

 

Por otro lado, Sebastián Noguera, emprendedor serial también co-founder de Merqueo, un crack en pilotear aviones mientras lo construye y con experiencia en cómo conseguir inversionistas de venture capital y fondos de inversión colectiva (US$14M en una Serie A). La clave para darle legitimidad y alas al proyecto con su experiencia desde el inicio.

Los dos juntos, una combinación de crack.

Clave 4: Inversionista líder y el follow on.

Su crecimiento mensual en usuarios del 11.35%[4], el levantamiento paralelo de una ronda de inversión de crowdfunding de US$1M en A2senso de la BVC, el hecho de que los inversionistas de anteriores rondas como 8VC permanecieran en las siguientes para evitar diluirse haciendo follow on y finalmente, teniendo como inversionista líder a nada más y nada menos que a Softbank, el fondo de inversión que es japonés más grande del mundo, son indicadores de que esta Serie B, que no es capital semilla, es solo el comienzo de un camino a las grandes ligas del emprendimiento. 

 

Habi no publicó la valuación a la que los inversionistas de esta etapa adquirieron posiciones directamente en equity, pero lo que sí podemos intuir es que pidieron a cambio acciones preferenciales con derechos anti-dilución y pago de dividendos anticipados a los de los inversionistas previos.

 

En conclusión, este es un gran hito para el emprendimiento colombiano. Nos demuestra que los sueños se pueden volver realidad, que levantar una ronda de inversión serie B es posible, que acá sí hay talento y que el emprendimiento de base tecnológica es la oportunidad para que LATAM finalmente se inserte en un mundo globalizado y competitivo.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escuela Legal para Startups

Queremos empoderar legalmente a las startups de LATAM.
Por eso, transformamos los temas legales complicados y aburridos en contenidos fáciles de entender y gratuitos.

Open chat