Identifica las cláusulas que debes incluir en tu

acuerdo de accionistas

Contratos

Picture of Laura Álvarez

Laura Álvarez

Corporate Lawyer
Head of Legal Phylo Legal

En un artículo anterior te contamos sobre las ventajas de contar con un acuerdo de accionistas, y te explicamos que el “Shareholders Agreement” o acuerdo de accionistas varía dependiendo del tipo de sociedad que tengas, pero no te preocupes porque si estás dentro del 99% de los empresarios que tiene una SAS puedes crear un acuerdo de accionistas que tenga cualquier objeto lícito sin ninguna limitación adicional.

En esta entrada de blog, hablaremos de las cláusulas del acuerdo de accionistas y cuando deberías incluir cada una, vamos a verlas. 

Acuerdo de accionistas

Cláusulas Drag Along y Tag Along

DRAG ALONG

Una cláusula de Drag Along la vas a querer incluir en un acuerdo de accionistas si eres un accionista mayoritario y no quieres que los minoritarios te bloqueen una venta.


Si tienes una oferta de un tercero que quiere comprar el 100% de la startup y acordaste con tus socios un derecho de arrastre, entonces podrás obligarlos a vender sus acciones en las mismas condiciones en las que tú venderás las tuyas al tercero.

TAG ALONG

Por el contrario, si eres un accionista minoritario, vas a querer incluir en un acuerdo de accionistas una cláusula de Tag Along para poder participar de las ventas que hagan los mayoritarios.


Si un mayoritario tiene una oferta de un tercero para comprar acciones de la startup y acordaste con tus socios un derecho de acompañamiento, entonces podrás en ese momento liquidar tu inversión y unir tus acciones a la venta a prorrata de tu participación en la startup, en las mismas condiciones en las que lo hará el accionista que recibió la oferta.

Cláusula Lock Up

Cuando por algún motivo tienes la necesidad de que un accionista permanece en la startup sin vender sus acciones, por ejemplo, en el caso de los founders que agregan gran valor a la startup y son los jinetes del caballo, entonces querrás incluir una cláusula de lock up en tu acuerdo de accionistas.


El objetivo de esta cláusula es vetar la transferencia de acciones por parte de esos keyman que necesitamos que estén en la startup para seguir creciendo, y por ende los accionistas que estén vinculados a un pacto que tenga esta cláusula no pueden vender sus acciones durante el periodo de lock up.

Generalmente, estos periodos de lock up van de tres a cinco años, y si durante ese periodo los accionistas venden sus acciones, tendrán que pagar algún tipo de penalidad por haber incumplido la cláusula.

Opciones de compra put y call

Las cláusulas de put and call sirven de mecanismo de salida en varios escenarios, los más comunes son (i) bloqueos de decisiones, (ii) incumplimientos al acuerdo de accionistas, (iii) una pérdida de valor de las acciones.

Para que estas cláusulas funcionen, ambas tienen que estar contempladas en el acuerdo de accionistas, y dicho coloquialmente:

Put Option (opción de venta):

Significa que el accionista que quiere salir ofrece vender sus acciones a los demás accionistas y los demás accionistas están obligados a comprar las acciones del mismo.

Call Option (opción de compra):

Se usa cuando un accionista quiere que otros accionistas se salgan, ofrece comprar a los demás accionistas y los demás accionistas están obligados a vender las acciones del accionista que quiere sacarlos.

 

 

Los escenarios en los que las cláusulas put and call van a aplicar tienen que estar muy bien definidos en el acuerdo de accionistas para evitar un ejercicio abusivo de las acciones. 

 

 

Así, si tu objetivo es destrabar bloqueos, debes establecer después de cuántas asambleas, sin que se llegue a una decisión sobre el mismo punto, van a aplicar las opciones.

Antidilución

Cuando de Venture Capital se trata, la antidilución es uno de los temas que más preocupa tanto a founders como a inversionistas. Por eso, es importante que desde ya, se pacten unas reglas claras que van a aplicar en los eventos de un aumento de capital de la startup.

 

Te contamos entonces cuáles son las cláusulas antidilución más comunes:

Derecho de preferencia

Que implica que en una eventual ampliación de capital, los accionistas tendrán derecho a adquirir las acciones que resulten de dicha emisión a prorrata de su participación en la startup, lo que implica que comprando nuevas acciones, mantendrán su porcentaje de participación.

Por otro lado, los accionistas pueden acordar que no se emitirán acciones a un valor inferior al que tenían las acciones en la última ronda de inversión y en esa medida el valor de las acciones que tienen los accionistas, no sufrirá un down round o pérdida de valor.

 

Pero..

“¿Qué pasa si la sociedad emite acciones a un valor inferior en contra vía de la prohibición?”.

Entonces los accionistas podrán exigir que se emitan nuevas acciones a favor de estos, hasta concurrencia del valor inicial que tenían antes de sufrir el down round. 

 

Para los socios:
Una de las tantas ventajas de tener un acuerdo de accionistas o pacto de socios está en incentivar la inversión, porque es un mecanismo que previene conflictos entre los miembros de una sociedad en escenarios futuros. 

Para futuros inversionistas:

 

En un escenario de Venture Capital, sabemos que al inversionista le interesa que su inversión no solo conserve el valor, sino que este se maximice. En ese sentido, si tienes un buen acuerdo de accionistas, puedes incluir cláusulas que los protejan en este aspecto, y que les asegure que tu barco está equipado para sortear cualquier tormenta.

¿Y esto como se ha visto en un escenario real? veamos un ejemplo

Mark Zuckerberg y Larry Page crearon una sociedad en 2017 que se dedicaba a la distribución de SaaS para el sector de la construcción llamada “Marklar”. Trabajaron sin parar hasta lograr consolidar una empresa con una valoración de +25MM USD.

Mark y Larry tenían acceso sin reserva a la propiedad intelectual y a la información confidencial de la sociedad, y jamás firmaron un acuerdo de accionistas.


En el año 2021, Larry decidió crear otra sociedad con el fin de distribuir SaaS para el sector inmobiliario. Larry, sin ninguna malicia, decidió usar el código fuente de Marklar y ofrecer dicho producto a los clientes de Marklar. Cuando ambos se dieron cuenta, ya la nueva sociedad de Larry era un gran competidor para Marklar y era muy tarde para que Larry quisiera aceptar un acuerdo de accionistas que impidiera que compitiera con Marklar.


Si no quieres que te pase lo de Mark, entonces asegúrate de proteger el know-how y good will de tu startup desde el principio, incluyendo en el acuerdo de accionistas cláusulas de no competencia, fuga de cerebros y mecanismos para acceder a la información de la sociedad. Entre más rápido lo hagas, menor es el riesgo que asumes.

Si quieres que tu startup no muera por conflictos societarios en este largo camino de emprender, ponte manos a la obra e identifica, según tus necesidades, las cláusulas que necesitas en tu acuerdo de accionistas. Recuerda que es mejor siempre ir adelante que atrás. 

En Phylo contamos con cracks en derecho corporativo, con experiencia en contratos que te pueden asesorar en el proceso, no dudes en pedir una sesión gratuita de 30 min con uno de nuestros expertos para hablar de tu caso específico. Agenda tu llamada gratuita con nosotros.

Comparte con otro emprendedor 🚀 

¡Este es un contenido top!

¿Ya estás suscrito a nuestro newsletter?

Entérate en nuestro boletín Phylo News de todo lo que pasa en el ecosistema. Venture Capital, eventos exclusivos y noticias para Founders.