Tracción

El papel del Due Diligence Financiero en un proceso de VC

María José Garcia

María José Garcia

Associate at Amplo
Impact Investment | FMVA

David Infante

David Infante

Associate at Amplo | FMVA ®

En este artículo profundizaremos en el Due Diligence Financiero, esta etapa se puede considerar la más importante, ya que acá el inversionista tendrá acceso a toda la información para así tomar una decisión de inversión más sólida.

 


Primero te ponemos en contexto,
¿Qué es el Due Diligence? O más conocido en español como debida diligencia, es el mecanismo que utilizan los fondos de Venture Capital y en transacciones de M&As dentro del periodo de negociaciones, para examinar y evaluar las posibles oportunidades de inversión.

Busca mitigar los riesgos de invertir en una startup, confirmando si la información que se ha suministrado en los distintos acercamientos es real, verificar la documentación e información que los founders suministren y contestar todas las preguntas que el inversionista formule, para así evaluar los puntos fuertes y débiles de la transacción, logran identificar los riesgos que puedan surgir, lo cual puede repercutir en que se caiga el deal, que se renegocie o si todo está ok que avance sin problemas.

 

 

No te abrumes, te contamos lo que debe incluir el Due Diligence Financiero.

Due diligence

¿Qué es un Due Diligence Financiero?

El Due Diligence es la etapa del proceso de levantamiento de capital, en donde el inversionista tendrá acceso a la información más sensible e importante de la empresa.

 

Pensémoslo así, esta es la etapa en la que una pareja está considerando casarse y para tomar la decisión se debe saber la mayor cantidad posible de información para tomar la decisión, ya que esta implica compartir ciertos riesgos que si no se analizan a profundidad pueden generar malos resultados en la relación.

Veamos entonces como prepararnos en las distintas áreas para una Due Diligence Financiera:

Y te estarás preguntando ¿Por dónde empiezo?

 

El inversionista, en el proceso de conocer a más profundidad la empresa, proyecto o fondo, generalmente clasifica la información en diferentes áreas:

Estas son:

  • Nivel técnico: Este debe tener toda la Información específica del proyecto, especificación de la aplicación y/o detalle técnico del proceso productivo.

  • Modelo de negocio: este debe tener toda la información relacionada con la cadena de valor de la empresa, desde su relación con sus proveedores hasta la venta final del producto o servicio.

  • Financiero: este se enfoca en el modelo financiero, proyecciones, presupuestos y estrategia de crecimiento basada en los números. 

  • Contable: en esta categoría se debe Incluir todos los Estados Financieros (EEFF), libro mayor, detalle de Inventarios, lista de activos fijos y sus políticas de depreciación o cualquier otro documento que esté relacionado con la contabilidad de la empresa.

  • Legal: esta categoría puede llegar a ser la más extensa, ya que se debe Incluir desde todos los documentos societarios, actas de las asambleas de accionistas, hasta todos los contratos que tenga la empresa con proveedores, clientes, empleados, entidades financieras, accionistas u otros Inversionistas, contratos de arrendamiento o fiduciarios, como también patentes.

 

En un blog anterior hablamos sobre el Due Diligence Legal, y lo que deberías tener en cuenta para que ese deal no se caiga por no tenerlo al día.

  • Comercial: en esta categoría se debe Incluir toda la información comercial posible, estrategia de marketing (servicios de outsourcing), presupuesto, manual de marca, entre otros.
  • Impacto social y/o ambiental: esta categoría, aunque anteriormente no era relevante, los Inversionistas actuales están Interesados en conocer el Impacto que genera la empresa, como lo está midiendo y que metas tiene hacia futuro. En su mayoría, todas las métricas están atadas a cumplir algún objetivo de desarrollo sostenible (ODS) de las Naciones Unidas.

¿Cómo se realiza una due diligence financiera?

El proceso de Due Diligence se podría dividir en dos etapas.

1. Data Room

La primera etapa es antes del proceso de Due Diligence, en este momento, la empresa recibe un requerimiento de información dividido en las categorías que te mencionamos anteriormente, y con esta información la empresa deberá empezar a organizar los documentos en una carpeta o folio a compartir llamada Data Room

El data room es un lugar donde se organizan todos los archivos que un inversionista usualmente requiere, pitch deck, proyecciones financieras, cap table y otros detalles importantes.

Él data room tiene que ser seguro y accesible solo para las personas que autorices o quieres que vean la información. Dropbox, Notion y Google Drive son algunas de las soluciones más utilizadas basadas en la nube que utilizan las startups. Además, es posible que desees supervisar el uso, en términos de las personas que acceden a los datos y los conjuntos de datos que más se examinan. 

Una vez se tenga listo el Data Room y haya sido compartido a través de algún servicio en la nube, el inversionista se puede tomar entre 1 a 6 meses para la revisión exhaustiva de toda la información. Durante este tiempo, el inversionista podrá requerir sesiones con la empresa para aclarar cualquier duda que se genere en la revisión, ten en cuenta que durante este tiempo el inversionista puede requerir información adicional.

Nuestro consejo es que empieces a crear tu Data Room cuando estés cerca de iniciar tu proceso de levantamiento de capital, aunque parte de la información estará disponible de inmediato, otra necesitará tiempo, ya que hay que recopilarla de los abogados y otros miembros del equipo. 

 

Organízate bien y mantenlo actualizado.

2. Entrega y espera del Feed Back

Una vez se tenga listo el Data Room y haya sido compartido a través de algún servicio en la nube, el inversionista se puede tomar entre 1 a 6 meses para la revisión exhaustiva de toda la información. Durante este tiempo, el inversionista podrá requerir sesiones con la empresa para aclarar cualquier duda que se genere en la revisión, ten en cuenta que durante este tiempo el inversionista puede requerir información adicional.

Importancia de la Due Diligence Financiera:

Te contaremos las ventajas de contar con una Due Diligence financiera completa, tanto para ti como para el inversionista:

  • Un proceso mucho más transparente para ambas partes, puesto que acá se terminan de alinear los Intereses y expectativas de los involucrados.
  • Elimina la asimetría de Información, porque el inversionista, al realizar un análisis profundo, puede tomar una decisión más infundada, generando así que se puedan mitigar ciertos riesgos que normalmente se generan por falta de información.
  • Se logran identificar todos los riesgos que la empresa, proyecto o fondo puede llegar a afrontar en el futuro y, por lo tanto, se puede construir en conjunto planes de mitigación de dichos riesgos.
  • Se pueden identificar cuellos de botella en los que el inversionista puede generar valor, sea con conocimiento o networking que ayude a superarlos.
  • Ayuda a organizar a la empresa para tener procesos más transparentes y así estar listo para que un tercero llegue a analizar a la empresa en un futuro.



Un caso de Due Diligence en un escenario VC en LATAM

En un proceso de Due Diligence realizado por AMPLO, una empresa estaba buscando una ronda de inversión menor a USD 2 millones, para esto nos contactamos con fondos de varios países, entre estos Colombia, México y Suiza. La ronda que se estaba levantando era una combinación entre instrumentos de deuda como de Equity.

 

Con la empresa empezamos a recolectar la información desde la elaboración de los documentos de inversión, lo que permitió que el proceso de Due Diligence de varios fondos fuera más eficiente y se demorara entre 2 a 3 meses en promedio. En este caso, la empresa presentaba ciertos cuellos de botella de temas contables de los inventarios, que salieron a flote durante este proceso, esto ayudó a que la empresa reorganizara sus procesos para tener una información más clara para que la contabilidad reflejara la realidad de la empresa. 

 

Al final, los fondos con los que se hizo el proceso fue exitoso en materia de inversión para esta empresa, ya que el resultado obtenido generó la suficiente confianza entre la empresa y los inversionistas.

¿Qué aprendimos en este proceso?

 

Logramos identificar que cada inversionista se enfoca en diferentes temas del Due Diligence, ya que el análisis no es completamente estándar y cada fondo decide qué clase de información es más relevante. Por ejemplo, un fondo se concentró en la parte legal, mientras que otro fondo se concentró más en la parte de modelo de negocio.

Consejos y recomendaciones para realizar una Due Diligence financiera

  • Sé paciente: Es importante tener paciencia en cualquier proceso que emprendamos, especialmente cuando se trata de temas de información y organización. Entendemos que para empresas pequeñas, donde los procesos aún no están completamente establecidos, esto puede ser un reto aún mayor. Recuerda que este es un proceso necesario, donde no solo se trata de revisar información, sino de construir una relación de confianza mutua entre todas las partes involucradas.
  • Siempre listo: Procura tener la información ya organizada en una carpeta antes de contactar a los inversionistas, esto demuestra un alto interés en la transacción como también compromiso con el proceso.
  • Sé transparente con los inversionistas: ellos saben que una empresa en un proceso de levantamiento de capital no es perfecta, se enfocan principalmente en poder volver más tangibles esos posibles riesgos y de esta manera construir medidas de mitigación. Si la empresa no es completamente honesta, no se podrán identificar estos riesgos y al final pueden afectar directamente a la empresa en su confiabilidad, afectando no solo a ella misma sino también al inversionista con efectos directos en su reputación en un ecosistema colaborativo.

Qué podemos concluir:

El Due Diligence es una etapa fundamental dentro del proceso de levantamiento de capital que permite crear una relación de confianza entre las partes. Es una etapa que incluye un análisis profundo de la compañía, proyecto o fondo, dividido generalmente en 7 etapas (Técnico, modelo de negocios, financiero, contable, legal, comercial e Impacto social y/o ambiental) que dan como resultado la revisión y confirmación de documentos, y la identificación de posibles riesgos tanto de la empresa como del inversionista y las posibles medidas de mitigación. 

 

 

Es por esto que la paciencia es la mejor virtud en este tipo de procesos que pueden tomar hasta 6 meses en terminar, pero los resultados de estos generan aún más valor para la empresa, ya que les permite tener un mayor conocimiento de su empresa y lograr establecer procesos para el futuro, que permitan ser más eficientes y transparentes en su operación.

Prepárate para el proceso y asesórate con expertos en Due Diligence que puedan agilizar el proceso y tengan experiencia en escenarios de venture capital, en AMPLO podemos ayudarte.