Tracción

Search

Contrato de computación en la nube en modalidad SaaS

Lo que deberías incluir ya seas proveedor o contratante

Picture of Laura Álvarez

Laura Álvarez

Corporate Lawyer
Head of Legal Phylo Legal

En otro de nuestros artículos, hablamos sobre los modelos de computación en la nube o Cloud computing, abordamos la diferencia entre SaaS (Software como servicio), PaaS (Plataforma como servicio) e IaaS (Infraestructura como servicio) y te contamos cómo startup que deberías tener en cuenta, si eras contratante de Servicios Cloud.

cloud computing modalidades

En este nuevo blog queremos hablar del contrato de computación en la nube en la modalidad SaaS, cómo funciona y las bases legales que debes tener en cuenta, ya seas proveedor o contratante.


Retomemos rápidamente antes de entrar en materia…

¿Qué es SaaS? o Software como Servicio,

El Software as a Service, es un servicio que proporciona al consumidor la capacidad de utilizar ciertas aplicaciones que se ejecutan en una infraestructura de computación en la nube, que son accesibles a través de interfaces ligeras (navegador web). El consumidor no tiene que preocuparse por nada, porque el mantenimiento, operación y soporte del SaaS son responsabilidad del proveedor.


Según MintTIC ,Software as a Service (Software como servicio), hace referencia a la venta de software por el uso que le da el cliente, dándole acceso al software, a los datos y a la infraestructura por una tarifa periódica.

Contrato SaaS

Ejemplos de SaaS

Veamos algunas empresas SaaS que conocemos:

Gmail. SalesForce, Slack, Dropbox o Hubspot y si quieres algunos ejemplos de startups colombianas que operan como SaaS te podemos nombrar algunas como, Truora, Treble.ai, o Rebus.


Dependiendo del tipo de consumidor que tenga tu SaaS, puedes optar por dos modalidades de instrumentos jurídicos a través de los cuales vas a formalizar el acuerdo de SaaS con tu cliente.

 

Modalidades de contratos de SaaS

El contrato de SaaS es un contrato bilateral entre el proveedor y el cliente y existen dos tipos de instrumentos comúnmente usados cuando se presta un Software como servicio, y esto depende del perfil del cliente.

Contrato de Adhesión

Si tu modelo de negocio es B2C se suele utilizar un contrato de adhesión a través de la aceptación de unos T&C’s.

En este tipo de contrato, el proveedor pone las condiciones, estas no son negociables, por ende el consumidor decide si las acepta y continúa con el servicio o no las acepta y no usa el servicio.

Alguna de las empresas conocidas por prestar servicios y ofrecer este tipo de contratos de adhesión, como por ejemplo proveedores de telecomunicaciones como Claro, o servicios como el CRM HubSpot, en dónde se requiere la firma del consumidor o usuario sin lugar a negociación para prestar el servicio.

Contratos negociables

En el caso de los negocios B2B probablemente tengas que diseñar un contrato que será firmado por ambas partes.

En este escenario, el cliente tendrá la posibilidad de negociar las condiciones del contrato como especificaciones técnicas, duración, precio, entre otras.

 

Un ejemplo de servicios SaaS que cuentan con contratos negociables son SALESFORCE, en donde se determina mediante un onboarding comercial cuáles son las necesidades del usuario y dicho contrato se adapta según las mismas.


Así tu contrato SaaS sea del tipo negociable o no, hay cláusulas que debes incluir y en dónde deben estar especificados ciertos términos para claridad de ambas partes, veamos cuáles son.

Cláusulas mínimas que debe incluir el contrato SaaS

El contrato SaaS es un contrato bilateral entre el proveedor y el cliente y existen dos tipos de contratos comúnmente usados cuando se presta Software como servicio, y esto depende del modelo de negocios del software, B2B o B2C.


En el caso B2C se usa el contrato de adhesión.

Contrato de Adhesión

En este tipo de contrato, una de las partes pone las condiciones, frecuentemente el proveedor, estas no son negociables, por ende el consumidor las acepta o no puede hacer uso del servicio.

Contratos negociables

En el caso de los negocios B2B ambas partes pueden discutir, o negociar las distintas cláusulas del contrato como especificaciones, duración, precio entre otras.

Cláusulas mínimas que debe incluir el contrato SaaS

Veamos las cláusulas mínimas que se deberían incluir en un contrato de SaaS, además algunas características, ya seas proveedor o consumidor:

  • Objeto: Recuerda que el objeto de este contrato es la prestación de un servicio, aunque ello implique otorgar una licencia de uso de tu software.
  • Alcance: Define bien las funcionalidades que tiene tu software, esto determinará los compromisos que adquieres con el cliente.
  • Uso: Determina quién (número de usuarios), cómo (perfil de usuarios) y durante cuánto tiempo puede usar el servicio, tu cliente.
  • Este tipo de contratos no suelen tener territorialidad, puesto que es un servicio universal que es accesible desde cualquier parte.
  • Valor y periodicidad: Es importante que determines cómo vas a monetizar el servicio y cada cuando. Puede ser un fee mensual, por número de usuarios, por número de transacciones, entre otras, dependiendo de tu modelo de negocio.
  • Garantías: Dile a tu cliente cuánto tiempo de garantía tiene, si guardas silencio la ley de protección al consumidor hablará por ti.
  • Prórroga automática: Determina si el servicio se va a prorrogar automáticamente.
  • Actualización de precios: Resérvate el derecho a actualizar los precios.
  • Propiedad intelectual: Ponle consecuencias jurídicas al hecho de que un cliente copie, distribuya o de cualquier forma explote económicamente tu software.
  • Régimen de responsabilidad: Limita tu responsabilidad hasta donde la ley te lo permita.
  • Datos personales: Por lo general, los SaaS alojan un sinnúmero de datos, asegúrate de que tienes autorización para tratarlos.

Como verás, el contrato de computación en la nube en la modalidad de SaaS puede tener distintas especificaciones que dependen del tipo de acuerdo entre proveedor y consumidor y la complejidad del software. Pero, estas son algunas de las cláusulas que en ninguno de los casos deben ser excluidas si quieres estar bien protegido.

En Phylo contamos con cracks en derecho corporativo con experiencia en asesorar startups en modelos de computación en la nube que te pueden asesorar en el proceso, no dudes en pedir una sesión gratuita de 30 min con uno de nuestros expertos para hablar de tu caso específico.  Agenda tu llamada gratuita con nosotros.

Preguntas frecuentes - PQRS

    1. ¿En caso de tener varios modelos de computación en la nube (SaaS y PaaS o IasS) con un solo cliente, puedo abordarlos todos en un solo contrato?
      NO, en este caso se debe hacer un contrato por cada tipo y especificar cláusulas correspondientes en cada uno, pues la modalidad afecta el nivel de responsabilidad del proveedor.
    2. ¿La propiedad de los datos recopilados es la del cliente o del proveedor?
      Los datos seguirán siendo del cliente, pero el proveedor debe garantizar la protección de los datos en su plataforma, de acuerdo a sus estándares de seguridad.
    3. ¿Es lo mismo Cloud computing y SaaS?
      SaaS es un servicio que se presta a través de un software, que está alojado en la nube. Así Cloud Computing es el género y SaaS es la especie.