Ideación

Search

Must have legales de un Marketplace

Tener un marketplace puede ser atractivo, a primera vista, aún más que un e-commerce, ya que tercerizar procesos al vender productos de otras marcas o campañas podría parecer más rentable y representar una menor carga operativa. ¿Pero qué aspectos y responsabilidades legales tenemos frente al usuario al ser un marketplace?

 

Lo primero es diferenciar un marketplace de un e-commerce, porque suelen confundirse y aunque son similares, pueden tener diferencias estructurales en línea de negocio y aspectos normativos.

Diferencias entre marketplace y E-commerce:

Desde el punto de vista estructural y el legal, definamos las diferencias entre ambas líneas de negocio:

Qué es un E-commerce

Es una tienda virtual que vende sus propios productos o servicios y los comercializa por medios digitales donde el mismo es el productor y en algunos casos el propio distribuidor, podemos ver ejemplos como Nike, o en Colombia la marca de ropa Mattelsa. Por lo general, tienen un vínculo directo con su cliente final y monetizan por las ventas que se genere dentro de la plataforma. Además, por lo general los e-commerce tienen un modelo de negocio B2C, aunque en algunos casos también puede llegar a ser B2B.

Qué es un Marketplace

Plataforma online donde podemos comprar productos o servicios de distintas marcas o compañías, donde el marketplace actúa como un intermediador a través de una plataforma entre la empresa que ofrece sus productos y el cliente final que está dispuesto a adquirirlos, es decir que actúa como un intermediario que pone a disposición su activo para poner dos partes en contacto, por lo general estos modelos de negocio monetizan a través de una comisión que cobran por la intermediación, legalmente denominado “corretaje”, podemos ubicar uno muy conocido como Amazon o AliExpress, donde habilitan su plataforma para que el vendedor publique sus productos y el comprador pueda adquirirlo; sin embargo, no solo existen marketplace Retailers, pensemos en Uber.

¿Qué hace Uber? Poner en contacto un conductor, con un usuario que necesita transportarse y la plataforma comisiona por esa intermediación, en este caso el marketplace puede ser B2C o también B2B.

Teniendo esto claro, hoy te vamos a hablar de esos aspectos legales que debes tener en cuenta si en este caso tienes un marketplace, que no se te pasen para arrancar con pie derecho o corregir el rumbo de tu negocio marketplace.

Kit salvavidas legal

¿Sabías que 3 de cada 9 startups que fracasan lo hacen por no prestarle atención a los temas legales?

Ebook: Kit Salvavidas legal para Startups

Contenido del Kit: Corporativo, propiedad intelectual, Habeas Data, relación contractual con tus stakeholders, vinculación con tus colaboradores, Vesting y búsqueda de Venture capital.

4 must to have legales si tienes eres un marketplace en Colombia

1. Política de protección de datos personales

Para que tu plataforma funcione correctamente debes recopilar los datos de tus usuarios, los datos de contacto, de personalización, así como toda transacción que se dé dentro de tu marketplace, te obligarán a solicitar datos personales, además de datos financieros para así completar la compra, esto en caso de que tu plataforma se encuentre integrada con la pasarela de pagos.

Es un derecho en materia de habeas data contarle al usuario a través de una política de privacidad de datos personales que tratamiento le darás a sus datos, con qué fin, ante quién puede acudir para suprimirlos y que tipo de datos vas a capturar.

Ojo, no copies templates o adaptes los de la competencia, cada modelo de negocio es distinto, asesórate con un experto en habeas data.

 

¿Pero hasta dónde puedo llegar con estos datos?
El uso de dichos datos tiene unos lineamientos que se encuentran documentados en la Ley 1581 de 2012 y el Decreto reglamentario 1377 del 2013 que habla sobre el uso de datos personales en Colombia.

¿Qué beneficios trae tener una política de privacidad de datos y términos y condiciones en su sitio web/app? Visita nuestro blog.

2. Derechos del consumidor

Si bien ser un intermediario te puede eximir de algunas responsabilidades, también debes dejar claro qué derechos tiene tu usuario, y los canales a los que debe acudir en caso de alguna reclamación o inconformidad en su compra. Esta es una forma de decirle al usuario que no está bajo tu jurisdicción, pero que sabes a donde debe acudir y el proceso que debería seguir.

 

Dentro de los derechos del consumidor debes plantear claramente los siguientes escenarios que también te servirán como un manual de crisis ante distintas eventualidades entre el usuario y el proveedor, por eso tú debes:

  • Exigir y mantener clara y precisa la información del vendedor para que el usuario siempre tenga claridad de a quién le está comprando.
  • En caso de garantías y retractos, debes informar al usuario a que canal puede dirigirse y cuál es el proceso que debería seguir.
  • Informar al cliente sobre el derecho de retracto, especialmente si el marketplace opera de manera virtual.
  • Mostrar en tu sitio el resumen de la transacción antes de finalizar la compra, que incluya cantidades, precios netos y precios adicionales a los que esté sujeta cada compra.
  • Enviar un resumen de la compra efectuada vía email al consumidor, confirmando su pedido y los detalles de la transacción.

3. Esfuérzate con tus términos y condiciones

Si piensas escalar tu negocio, los términos y condiciones son necesarios para ello. Pues supone no tener que hacer un contrato con cada uno de tus usuarios, sino exponer tus condiciones a través de un contrato de adhesión.

Revisa cuáles son las relaciones con tus stakeholders, es decir, qué obligaciones tienes con el vendedor, ¿existe algún depósito de inventario? ¿Hay condiciones especiales para ese vendedor? ¿Te permite recaudar en su nombre para que solo pagues IVA por tu comisión? Ese tipo de preguntas son las que debes hacerte, pues muchas veces hay muchos contratos en unos T&C.

Ahora, frente al vendedor, ¿le ofreces alguna garantía? ¿Te comprometes a prestar el servicio logístico? ¿Aplica la normativa en materia de derecho de consumo?

Como estas preguntas pueden surgir muchas más dependiendo de tu modelo de negocio, así que nuestra recomendación es insistente, asesórate por un experto que te ayude a identificar las relaciones jurídicas.

4. Seguridad de tu sitio o plataforma

Un tema importante es que así estés tercerizando la compra de productos y servicios a través de tu plataforma, en aspectos de seguridad y para que se efectúe dicha transacción, debes dar ciertas garantías como:

Una pasarela de pagos segura y verificada, términos y condiciones claros tanto para el proveedor y el consumidor, ya que si bien en un marketplace no tienes las mismas responsabilidades sobre el producto, si las tienes sobre la transacción y la oferta de esos proveedores dentro de tu web.


Para finalizar…

¿Qué entidad regula en Colombia los Marketplace?

Estas definiciones o must legales te los entregamos basados en la guía para la protección del consumidor de la Superintendencia de industria y Comercio, no es un secreto que la regulación no solo en Colombia si no a nivel mundial de los marketplaces es ambigua y las responsabilidades como intermediarios no están bien definidas legalmente.
Pero si hay similitudes entre las responsabilidades para con consumidores de un e-commerce y un marketplace.

Picture of Camilo Gómez

Camilo Gómez

Corporate Lawyer
CEO Phylo Legal

Comparte este contenido con un emprendedor.