Coyuntural

Dime como es tu startup y te diré que metodología ágil eres

Ojalá fuera tan sencillo, pero realmente implementar una metodología ágil en una empresa o startup es un proceso que requiere más prueba y error y aun conociendo a fondo tu startup no podrías elegir una sola que tenga éxito desde el inicio.

 

Pero en esta entrada de blog queremos hablar de las distintas metodologías, su estructura y cuáles se recomiendan según tu línea de negocio, basándonos en distintas experiencias de founders y la nuestra propia para que empieces con el pie derecho.

 

Veamos qué metodologías son las más usadas como ayudan en los distintos procesos de las startups por su flexibilidad y adaptabilidad.

Qué son metodologías Ágiles o Ágile

Las metodologías ágiles se utilizan en las empresas con el objetivo de mejorar la forma en que se gestionan los proyectos y se entregan los productos o servicios.


Las metodologías ágiles son especialmente populares y efectivas en las startups debido a su enfoque flexible y adaptativo. Cada una tiene sus propias características y enfoques, pero todas comparten el objetivo de fomentar la adaptabilidad, la colaboración y la entrega de valor de manera iterativa e incremental en los proyectos.

FILOSOFÍA AGIL o AGILE, cómo empezó

El uso de metodologías en empresas no es nuevo ni tampoco es algo que se hayan inventado las startups o el marketing contemporáneo, en los 50s y 60s y dada la fuerte competencia que empezaba en la industria automovilística y luego de la segunda guerra mundial, la marca TOYOTA, empezó a buscar nuevas metodologías para hacer las cosas de manera distinta a su competencia FORD, buscar resultados diferentes basándose en una FILOSOFÍA LLAMADA ÁGIL O AGILE.

 


Así entonces empezaron aplicar dicha filosofía en donde el núcleo era la mejora continua, darle agilidad a sus procesos y producir resultados en menor tiempo y con menos costos.

Metodologías agile

Existe un manifiesto ágil, que contiene 12 principios diseñados en este caso para el desarrollo de software.

 

Este manifiesto ágil también está basado en valores.

 

¿Esto que tiene que ver?, nos permite tomar decisiones de manera más rápida cuando enfrentamos un conflicto o situación en el proceso. Y nos da una guía de como hacerlo:

  • Valorar más al individuo que en las herramientas o procesos.
  • Valora más el software en su funcionamiento que en la documentación, y no indica que no debamos documentar, pero hay que priorizar o centrarnos en el buen funcionamiento del software.
  • Valora y prioriza la relación con el cliente sobre los acuerdos contractuales.
  • Valora más la adaptación al cambio y los resultados que seguir un plan específico.

Con esta información podemos identificar las ventajas de implementar metodologías ágiles, pero podemos identificar algunas, resumamos:

 

  1. Flexibilidad y adaptabilidad en tus proyectos.
  2. Mayor eficiencia y productividad, procesos y ciclos de entrega.
  3. Claridad y transparencia de cara a un cliente o en nuestro propio equipo

FILOSOFÍA AGIL o AGILE, cómo empezó

La respuesta es simple, no hay una mejor que otra, realmente debes encontrar la que se adapte mejor a tus procesos, objetivos y equipo. Hablemos entonces de las más conocidas y usadas en las startups.

metodologías agiles

SCRUM

Es una metodología ágil que se centra en equipos autoorganizados y en la entrega iterativa e incremental de productos. Utiliza sprints, que son ciclos de trabajo de corta duración, para planificar y ejecutar tareas.

FASES Y EVENTOS

  • Sprint planning: participa todo el equipo y se hace la planeación de las tareas a realizar en un periodo que puede ir de 1 semana a 15 días máximo.
  • Daily Scrums: reunión diaria de 15 min, donde se revisa las actividades diarias que realizó cada miembro del equipo para cumplir el Sprint Goal.
  • Sprint review: Se comprueba y se presenta la evolución de las actividades para su corrección o adaptación.
  • Retrospectiva o Final Sprint: Identificar el alcance y el éxito de las tareas realizadas e identificar mejoras para el siguiente.

 

Hay otras características y elementos que componen esta metodología como el workflow, las fases y los roles.

No te queremos hablar de ventajas y desventajas, ya que cada metodología debes investigarla y aplicarla según los objetivos y el tiempo del que dispongas para implementarla junto con tu equipo, por eso te dejamos características de esta metodología y algunas ventajas que puedes tener en cuenta para decidir si es la correcta para tu startup:

CARACTERÍSTICAS

Si no tienes objetivos claros y definidos, no podrás avanzar eficientemente.

La comunicación entre equipos debe ser más frecuente.

Roles y responsabilidades sin micromanagment. Más allá del control, el objetivo es promover la autogestión, haciendo a los miembros del equipo dueños de sus proyectos.

Deadlines claros para cada tarea.

 

Por ser es una metodología exigente debes contar con un equipo alienado a tus valores

VENTAJAS

Puede ser más estricta al aplicarlo en los procesos.

Autonomía de equipos y tareas.

 

Puedes medir el rendimiento no solo del individuo, también del equipo.

 

 

Al tener comunicación diaria tienes mas oportunidad de identificar las fallas e implementar mejoras

Permite crear productos de manera más ágil y en menos tiempo.

KANBAN

Más allá de su parte visual, ya que se usan tableros en donde se usan tarjetas o “post it” muy populares hace unos años y que se usan principalmente para tareas en distintas etapas del proceso mediante un flujo.

 

También basada en metodologías Lean, diferente a Scrum que tiene iteraciones cortas que permite desarrollar productos en ciclos más cortos, por su parte KANBAN permite que un proyecto se desarrolle en un solo periodo más largo.

 

Pero veámoslo de igual manera destacando sus características y ventajas.

CARACTERÍSTICAS

Funciona muy bien cuando tienes tareas más impredecibles que recurrente. 

 

Se implementa más fácil para procesos existentes. 

Si tus prioridades cambian constantemente, esta metodologia se pueed adaptar mejor a tu startup. 

Más versátil por su flexibilidad y dinámicas de trabajo más fluidas. 

Enfocado en la calidad del proyecto final. 

VENTAJAS

Los tableros visuales de Kanban pueden dar una mejor visualización de las tareas y el flujo de trabajo.

Gestión de la capacidad y flujo de trabajo: Kanban limita la cantidad de trabajo en progreso (WIP, por sus siglas en inglés) en cada columna del tablero. Esto ayuda a evitar la sobrecarga del equipo y a mantener un flujo de trabajo equilibrado

 

Trabajos en colaboración tienen más fluidez en esta metodología. 

Así como SCRUM tiene fases y eventos, KANBAN tiene ciertos componentes que ayudan a su estructura:

  • Tablero KANBAN
  • Tarjetas que representan tareas
  • Columnas
  • Limita los trabajos en curso.
  • Carriles, para diferenciar proyectos o actividades que incluyen varios colaboradores.
  • Software o herramienta diseñados para esta metodología
  • Diagramas de flujo.

Otras metodologías que han tomado fuerza en los últimos años, y funciona muy bien en empresas que han probado otras metodologías y requieren procesos más avanzados y nuevos procesos como automatización y codificación, entre esas están:

 

  • Extreme Programming (XP): Es una metodología que se enfoca en la calidad del software y en la satisfacción del cliente. Promueve prácticas como la programación en parejas, la integración continua y pruebas automatizadas.
  • Crystal: Esta metodología se adapta a las características y necesidades específicas de cada proyecto. Proporciona diferentes enfoques y prácticas según el tamaño del equipo, el riesgo y la prioridad del proyecto.
  • Dynamic Systems Development Method (DSDM): Es una metodología que se centra en la entrega rápida y flexible de soluciones. Promueve la colaboración, la comunicación continua y el enfoque en los resultados comerciales.

Si ya tienes una metodología pero estyas buscando la viabilidad de un nuevo proyecto o producto. Puedes probar con 

Design Sprint, la metodología de Google

Design Sprint es una metodología creada por Jake Knapp, un exdiseñador de Google Ventures, que se popularizó gracias a su libro “Sprint: How to Solve Big Problems and Test New Ideas in Just Five Days”. Esta metodología se utiliza para abordar desafíos complejos y desarrollar soluciones innovadoras en un corto período de tiempo.

 

Un Design Sprint es un proceso estructurado que se lleva a cabo en cinco días consecutivos y consta de varias etapas:

  1. Día 1: Comprender y mapear. En este día, se reúne a un equipo multidisciplinario que incluye expertos en diseño, desarrollo, marketing y otros campos relevantes. El objetivo es comprender a fondo el desafío y definir el enfoque del Sprint.
  2. Día 2: Generar ideas. En este día, el equipo se centra en la generación de ideas y soluciones para abordar el desafío identificado. Se utilizan diversas técnicas de ideación, como el boceto rápido, para fomentar la creatividad y la generación de soluciones innovadoras.
  3. Día 3: Decidir. En esta etapa, el equipo revisa las ideas generadas y las somete a un proceso de selección y toma de decisiones. Se evalúan las opciones y se elige la mejor solución para el desafío planteado.
  4. Día 4: Prototipar. En este día, se crea un prototipo de alta fidelidad de la solución seleccionada. El prototipo se desarrolla usando herramientas rápidas y sencillas, como papel, pizarras o herramientas digitales. El objetivo es crear un prototipo que se pueda probar y validar con los usuarios.
  5. Día 5: Validar. En el último día del Sprint, se lleva a cabo una sesión de pruebas con usuarios reales. El equipo presenta el prototipo a los usuarios y recopila retroalimentación valiosa. Esta retroalimentación se utiliza para iterar y mejorar la solución.

Cómo elegir una metodología ágil

Al elegir una metodología ágil para tu startup, es importante tener en cuenta varios factores que se ajusten a las necesidades y características de tu negocio. Aquí te presento cinco recomendaciones clave para ayudarte en este proceso de selección:

 

  • Comprende las necesidades de tu startup: Antes de elegir una metodología ágil, es fundamental comprender las necesidades específicas de tu startup. Considera el tipo de proyecto, el tamaño y la estructura de tu equipo, así como los requisitos y objetivos del negocio. Al comprender tus necesidades, podrás identificar la metodología que mejor se adapte a tu situación.
  • Evalúa la flexibilidad y adaptabilidad: Las startups suelen enfrentar cambios rápidos y constantes. Por lo tanto, es crucial elegir una metodología ágil que sea flexible y se adapte a los cambios. Busca una metodología que permita realizar ajustes rápidos en los requisitos y prioridades, y que se pueda adaptar a medida que evoluciona tu negocio. Metodologías como Scrum y Kanban son conocidas por su flexibilidad y adaptabilidad.
  • Considera la experiencia y las habilidades del equipo: El equipo de tu startup desempeña un papel fundamental en la implementación exitosa de cualquier metodología ágil. Evalúa la experiencia y las habilidades de tu equipo en relación con las diferentes metodologías ágiles. Si tu equipo tiene experiencia en Scrum, por ejemplo, puede ser más conveniente seguir con esa metodología. También puedes considerar la posibilidad de proporcionar capacitación y soporte adicional para ayudar a tu equipo a adaptarse a una nueva metodología.
  • Investiga casos de uso similares y mejores prácticas: Aprovecha la experiencia de otras startups y empresas similares que hayan utilizado metodologías ágiles. Investiga casos de uso y mejores prácticas para comprender cómo se han aplicado con éxito en situaciones similares a la tuya. Esto te dará una idea más clara de cómo una metodología ágil específica puede funcionar en el contexto de tu startup y te ayudará a tomar una decisión informada.
  • Prueba y ajusta: La elección de una metodología ágil no tiene que ser definitiva. Puedes comenzar con una metodología y, a medida que tu startup evolucione y adquiera más experiencia, puedes ajustarla o incluso adoptar una metodología diferente. Es recomendable comenzar con un enfoque piloto o un proyecto pequeño para probar la metodología elegida antes de implementarla a gran escala. Esto te permitirá evaluar su efectividad y realizar ajustes según sea necesario.

En resumen, al elegir una metodología ágil para tu startup, considera tus necesidades específicas, la flexibilidad, la experiencia del equipo, investiga casos de uso y, sobre todo, experimenta y ajusta según sea necesario. La elección correcta de la metodología ágil puede impulsar la eficiencia, la colaboración y el éxito de tu startup.

Aura Cortes

Aura Cortes

Copy & Content Marketing
Phylo Legal

Comparte este contenido con un emprendedor.